http://www.cleanenergy.org/2017/05/02/junta-de-licencia-federal-para-debatir-los-riesgos-de-florida-power-light-la-propuesta-expansion-de-turkey-point-la-bahia-vizcaina/

SACE | Southern Alliance for Clean Energy

Junta de Licencia Federal para Debatir los Riesgos de Florida Power and Light a la Propuesta Expansion de Turkey Point a la Bahia Vizcaína

parts/content-body.any.php

 

Grupos locales y preocupados ciudadanos continúan retando la licencia federal para el futuro de adyacentes parques nacionales y el riesgo que esto implica al suministro de agua potable de la region

CONTACTOS:

Jennifer Rennicks, SACE, 865-235-1448, Jennifer@cleanenergy.org

Eric Bontrager, National Parks Conservation Association, 202-659-0650, ebontrager@npca.org

 

Homestead, Fla. (May 2, 2017) ///PARA PUBLICACION INMEDIATA/// Hoy un panel de tres jurados de la Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos (NRC), la Junta de Licencias y Seguridad Atómica, escucharan argumentos de ambas partes cuestionando la solicitud de Florida Power & Light (FPL) a una licencia federal para construir dos reactores nucleares adicionales en la planta de Turkey Point localizada en el Condado de Miami Dade. Después de siete años de asesoría legal, la audiencia de hoy concierne el plan de FPL para almacenar aguas residuales de los propuestos reactores nucleares en Turkey Point en la franja rocosa del subsuelo del acuífero Floridiano, poniendo en riesgo el suministro de agua potable de la región y consigo el de los parques nacionales de Everglades y la Bahía Vizcaína.

‘’Estamos abogando que el Acta Nacional de Póliza Ambiental requiere que el NRC examine con seriedad los impactos a la salud humana y del medio ambiente al inyectar aguas residuales en el subsuelo’’, dijo Jason Totoiu, Director Ejecutivo del Centro Legal de Everglades. ‘’Esperamos que la Junta de Licencias acuerden que un estudio exhaustivo es requerido antes de otorgar una licencia.’’

La Asociación de Conservación de Parques Nacionales (NPCA), la Alianza Sureste de Energía Limpia (SACE) y residentes locales como Capitán Dan Kipnis y Mark Oncavage intervinieron legalmente en el proceso de licencia federal en la propuesta expansión nuclear. El Centro Legal de Everglades y la Facultad de Derecho de la Universidad Emory- Clínica de Derecho Ambiental Turner, han proporcionado un extenso asesoramiento jurídico a dichas organizaciones.

FPL ha propuesto usar millones de galones de aguas residuales como la principal fuente de enfriamiento de agua para los nuevos reactores. Después de su uso, FPL planifica descargar las aguas residuales contaminadas en el subsuelo. Aunque estas aguas serán tratadas antes de ser inyectadas en el subsuelo, las medidas de algunos de los contaminantes tóxicos exceden los límites federales y las guías de consejo.

FPL basa su plan de inyectar agua en la zona rocosa del subsuelo con la premisa de este ser completamente separado del acuífero Floridiano el cual se sienta en la parte superior. Pero las asociaciones ambientales sostienen que en algunas partes del Sureste Floridiano, las aguas residuales de la municipalidad inyectado en la zona rocosa ha migrado ascendentemente en las capas superiores y en algunos casos, en la zona federal designada como la parte inferior del suministro de agua potable.

‘’Nos inquieta que FPL y NRC no ha ejercido la diligencia necesaria para determinar que la migración de contaminantes en el suministro de agua potable es prácticamente imposible,’’ dijo Mindy Goldstein, Directora de la Clínica de Derecho Ambiental Turner, Universidad Emory. ‘Por lo menos, hubieran investigado la hidrogeología de la localización utilizando tecnología de reflexión sísmica, el cual ha sido usado con exitosos resultados por el Servicio Geológico de los Estados Unidos y el Departamento Municipal de Alcantarillado del Condado de Miami Dade para identificar las fallas y otras características geológicas que podrían transportar contaminantes en el suministro de agua potable.’

Según las propias normas del NRC, localizar una planta nuclear próximo a tierras públicas que están diseñadas a proteger valiosa vida silvestre y hábitat natural pueden causar impactos inaceptables. Así mismo, cercano a los Parques Nacionales Biscayne Bay y Everglades, se encuentra una Preserva Acuática administrada por el estado, una preserva expansiva de hábitat de humedal, un refugio nacional de vida silvestre y un santuario marino próximo a la localización propuesta.

‘’Esta propuesta amenaza nuestros parques nacionales, especies en peligro, esfuerzos en restauración de Everglades en curso y nuestro suministro de agua potable.’’ Dijo Caroline McLaughlin, Gerente del programa de Biscayne Bay para la Asociación de Conservación de Parques Nacionales. ‘’El monto de agua que requiere operar dos reactores nucleares adicionales, exacerbados con presentes problemas en la calidad y cantidad de agua, pone al Parque de la Bahía Vizcaína en serio peligro, junto a sus visitantes y la billonaria industria turística al cual el parque atribuye a la economía. El límite del parque marino más grande de la nación no tiene lugar para expandir actividades nucleares.’’

El proyecto de FPL ha llegado a ser sumamente especulativo dado a la reciente crisis financiera y ahora bancarrota del el diseñador/constructor del reactor nuclear AP1000, Toshiba’s Westinghouse-debido al alto costo del presupuesto y a los proyectos de construcción atrasados cercanos a Georgia y Carolina del Sur. De hecho, Westinghouse ahora está fuera del negocio de construcción nuclear por completo-dejando a FPL sin constructora. Consumidores de la utilidad de FPL han sido cargados sobre el monto de $280 millones en una legislación de estado hace más de 10 años atrás conocido como ‘ley de recuperación temprana de costos’ o ‘impuesto nuclear’ de la Florida.

El propuesto proyecto de FPL se ha postergado varias veces hasta 2028 como lo más temprano a empezar, veinte años después de la determinación dada por la Comisión de Servicio Público de la Florida y los costos se calculan sobre los $20 billones- y ninguno de estos considera la última crisis financiera de Westinghouse,’’ dijo Sara Barczak, Directora del programa de Energía de Alto Riesgo. ‘’El proyecto acarrea consecuencias financieras para consumidores de electricidad de la FPL. Reguladores y oficiales electos necesitan reconocer que existen maneras más seguras, asequibles y menos destructivas con las cuales FPL puede satisfacer la demanda de energía mientras protege el medio ambiente y reconoce el cambio climático.’’

Si la expansión es aprobada, la facilidad de Turkey Point se convertiría en la planta nuclear más grande del país. El NRC es a agencia federal que determinara si FPL recibirá aprobación de licencia federal, el cual es requerido para la expansión de Turkey Point. El proceso ha sido atrasado por varios años; la última Evaluación de Impacto Ambiental (EIS) no se expidió hasta Octubre del 2016.

‘’He criticado durante mucho tiempo la propuesta de FPL a la construcción de más reactores nucleares en esta localización, el cual es zona cero en impactos de cambio climático, particularmente en aumento del nivel del mar. Invertir decenas de billones en una planta nuclear el cual estará bajo agua algún día junto con el alto desecho reactivo que producirá, no tiene ningún sentido,’’ dijo Capitán Dan Kipnis, residente local y capitán de pesca. ‘’La evidencia que hemos presentado aclama impedir la aprobación de una licencia federal de los reactores propuestos, reformulando a la seguridad de nuestro preciado suministro de agua potable.’’

Información Adicional:

Las organizaciones intervinientes organizaron una llamada conferencia a los medios de comunicación el 25 de Abril, 2017. Encuentre la grabación de audio aquí.

La orden de audiencia de la Junta de Licencias y Seguridad Atómica puede ser encontrada aquí, el cual incluye instrucciones en como las partes interesadas pueden someter comentarios escritos en forma de ‘Declaración de Aspecto Limitado.’ La alegación 2.1 discutida en la audiencia de hoy, el cual ha sido modificado varias veces, y el ultimo siendo en Abril 2016, indica:

‘’El DEIS es insuficiente en concluir los impactos ambientales presentados por FPL en que los pozos de inyección profunda serán ‘pequeños.’ Los químicos etilbenceno, heptacloro, tetracloretileno, y tolueno en las inyecciones de agua residuales clasificados en la tabla 3-5 en DEIS puede negativamente impactar el agua subterránea si migra de la zona rocosa a la parte superior del acuífero floridiano.’’

Documentos clave de los intervinientes en conjunto puede ser encontrado aquí: Declaración Inicial, Declaración de Respuesta, Testimonio de apertura de experto Quarles, Testimonio de Refutación del experto Quarles.

Próximos Pasos: Después de la audiencia de hoy, documentos jurídicos y otras correspondencias legales a seguir. No hay un tiempo definido en la decisión de ASLB pero las organizaciones anticipan na decisión dentro de los próximos meses. Lo más probable es que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos disponga con una Evaluación de Impacto Ambiental (EIS) para la obtención del permiso 404. Un registro de la decisión será otorgado en base al final EIS y de la finalización del análisis del Cuerpo de Ingenieros bajo el acta de agua limpia. Un reporte final de seguridad también será otorgado pronto. Después de todos estos pasos estén completos, la NRC puede otorgar una combinada licencia operadora (COL), el cual puede suceder al finalizar el año 2017.

Para más información en la propuesta de los nuevos rectores de Turkey Point, dale click aquí

###